La Tortuga y la Liebre – Descubrir el reto y entender la Agilidad!

La Tortuga y la Liebre – El reto de la Agilidad como medio o fin?

Tomemos esta fábula del gran Esopo que todos conocemos, para comprender algo tan impensado o no para él, como es la AGILE y/o AGILIDAD en las empresas modernas.

La Agilidad no es algo inherente a la empresa, sino al cuando y al cómo hacer, no siempre se puede aplicar Agile a las cosas y muchas veces se puede pero de otra forma. Es por ello que el 60% de las empresas las usa mal!!.

Pues bien, tenemos a nuestra amiga la “Liebre” astuta y rápida, pura fibra, habilidades motrices únicas y destacables, liviana, sentido del olfato increíble, aerodinámica, impulsiva,etc etc.

Por otro lado, a su lado, se encuentra la “Tortuga”, longeva, sabía, lenta, cuasi torpe, pesada, humilde, persistente, resistente, etc, etc.

Podemos citar muchos más skills hard y softs y otras capacidades fisiológicas de  ambos contrincantes, pero no viene al caso un estudio de la biología animal, dado que lo que queremos es llevar esta fábula al plano de las empresas. 

Si nos preguntamos qué queremos ser como empresa, ¿Liebre o Tortuga? difícil pregunta ¿no?

Pues les aseguro que no es fácil la respuesta, por muchas razones, pero bien avancemos por este camino junto con nuestros dos animales de fábula.

Si la fábula diera noción de espacio y tiempo, ejemplo una carrera de corto alcance o poca distancia, seguramente los atributos de la Liebre serían los correctos, ¿Me equivoco?, pero…. si en cambio, la distancia fuera de larga y de tiempo prolongado, la tortuga sería ideal dado que es longeva, persistente y resistente.

En una empresa equivaldría a proyectos cortos y/o largos, a planificaciones rígidas  versus las estrategias iterativas, permeables a cambios según las necesidades, las variables, equipos de trabajo, capacidades de resolución, y disponibilidades de información y conocimientos de los entornos. 

Imaginense el viaje de un cohete a un planeta nuevo, ¿Puedo yo tener todo controlado desde el inicio? Como voy a saberlo, si a donde vamos es todo nuevo, y entonces… neesitamos ir midiendo, ajustando los objetivos, y planificando a medida que avanzamos, dado que no existen datos, entonces la respuesta, es no NOOOO!!!.

Hablando de Agilidad y pensando en la empresa que esta analizando adoptarla o la haya adoptado recientemente, No debe pensar y/o considerar a la Agilidad como la solución a todo, sí a muchos de ellos, si es capaz de cambiar su paradigma de pensamiento, y adoptar el marco de trabajo completo no solo lo que conviene o interesa, y saber que la Agilidad no sirve para Todo!!!

La Agilidad puede ser de gran ayuda, al momento de interpretar el proyecto completo, en etapas de corto plazo, con objetivos en cada una de ellas claros, puede aportar calidad, y hasta lograr la satisfacción de nuestros clientes internos o externos al superar sus expectativas iniciales y mejor de lo esperado.

¿Por qué?,

Es simple, esto pasará si nos animamos a cambiar el paradigma, la forma de encarar el proyecto, en como seteamos los plazos intermedios y sus objetivos, en el como iteramos, como ajustamos las expectativas en cada iteración, como gestionamos los recursos y resolvemos los imprevistos, cómo manejamos los desvíos y fallos. Para esto ser requiere versatilidad. Si nos ponemos rígidos en algunos conceptos y blandos en otros no va a funcionar.

La Agilidad puede ser adoptada por toda empresa que esté dispuesta a cambiar de paradigma, y con ello adoptar y seguir determinadas condiciones.

Nuestra amiga la Liebre no planifica, solo corre y descansa, no se fija muchas de las variables de entorno solo regresa a su guarida o se mete en un lugar seguro,  aprovecha oportunidades nos sistémicas, para ver a la tortuga lejos, mientras está detrás de ella, descansa y todo bien, descansar sin controles estrictos ni alertas tempranas, no acusa recibo de las variantes ni ajusta los objetivos, y menos aún revisa los porqués.

En cambio la Tortuga, sabe sus limitaciones y calcula esfuerzos, planea y planifica en función de lo que va viendo con su paso sistémico y la resistencia, sin duda aplica el concepto de Hacer, Verificar, y Actuar. Se pone pequeños objetivos, setea las expectativas, ajusta objetivos en función de sus recursos siempre limitados y conocidos,  asigna, ejecuta, mide y decide nuevamente, la Liebre sigue descansando y cada tanto abriendo un ojo hasta que….

Finalizando, la empresa debe si o si preguntarse

¿Para qué quiero ser Ágil?, luego de ellos

¿Cuando debo ser Ágil 

La agilidad es un medio para hacer cosas no un fin para hacer, La liebre no debe demostrar que es Ágil todos los sabemos solo debe demostrar que puede llegar primero…. y para ello se necesita Agilidad en todo no solo correr rápido.

Ahora bien, ¿Es mejor la Liebre o la Tortuga?

¿Ser ágil para correr más fuerte, o tener agilidad para para ganar la carrera?

… y la respuesta la darán ustedes, 

Hasta la próxima

Notas relacionadas,

¿Agilidad es lo mismo que ser Ágil? 1, 2, 3, 4

No vale disfrazar a un PM de Scrum Master!!

¿Caso Real – el Scrum no funciona en nuestra Empresa dice un alto directivo

¿Sepa cuán AGILE es su empresa? con la herramienta de diagnóstico rápido SCRUMdrops.

A %d blogueros les gusta esto: